Skip to main content

La Asociación de Empresarios de la Vivienda y Desarrollos Inmobiliarios de la provincia de Santa Fe, organizó el pasado Martes una charla acerca del desarrollo inmobiliario después de la pandemia. El mismo contó con la presencia de no solamente referentes del sector sino que también con diferentes autoridades municipales como la secretaria de Planeamiento municipal Agustina Gonzalez Cid y concejales de la ciudad de Rosario. 

En la exposición principal estuvo a cargo de Damián Tabakman (presidente CEDU Argentina) y el referente local Ari Milstejn. Tabakman reflexiona acerca de las características actuales del mercado al reconocer que lo que sucede es que se vende poco usado y de pozo se vende menos que poco. “Mi opinión y recomendación es que el lugar para invertir hoy por hoy seguro es nuestro país. El mercado inmobiliario en Argentina está en su piso histórico. Es para entrar ahora y vender cuando suban”. En relación al mercado inmobiliario en el extranjero donde muchas veces lo ofrecen como tentador aclaró, “no solamente estás entrando en el momento más alto del mercado de los últimos años sino que además, a consecuencia del incremento de la tasa de interés, lo esperable es que bajen”, e hizo referencia que en Uruguay la situación es similar. No obstante, avaló que en ambos casos lo que tienta al inversor es la estabilidad y seguridad jurídica que ofrecen estos países. Pero remarcó que “Los departamentos en Montevideo valen por lo menos el doble de lo que vale en Buenos Aires. Paraguay que es más barato que Uruguay también está carísimo”, detalló el experto inmobiliario y agregó que en Argentina los inmuebles que los corredores tienen para vender han bajado un 30% de precio, pero la construcción bajó un 50%. Y agregó “Es válido considerar resguardar el patrimonio frente a la inflación entrando en el negocio inmobiliario pero teniendo en cuenta dónde, en qué producto y bajo qué condiciones”. En su análisis destacó que para los que quieran invertir en países del primer mundo los valores están “carísimos” y ejemplificó que en Miami en la primera fila frente al océano está 40 mil dólares por metro cuadrado. Como cierre calificó como una “pésima idea” atesorar dólares sin que rindan, ya que con los niveles inflacionarios que atraviesan las monedas duras, esos ahorros pierden poder adquisitivo

Otra de las ponencias contó con la participación de Paula Báscolo y Hernan Lapelle, ambos miembros del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) quienes expusieron acerca de la importancia de tener datos precisos al momento de planificar la construcción. El espacio contó con la participación del periodista Mariano Galindez mientras que la moderación estuvo a cargo de Andrés Gariboldi, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Segunda Circunscripción (COCIR). 

Los investigadores de la Universidad Nacional de Rosario argumentaron acerca de la importancia en la generación de datos ciertos sobre el estado del mercado inmobiliario a la hora de las discusiones por legislaciones que buscan regular. Por otra parte, refutaron los datos que hablan de 80.000 inmuebles desocupados y agregaron “ese número, que quedó instalado en la opinión pública, y que reaparece cada vez que en el Concejo se instala la necesidad de implementar regulaciones sobre alquileres (como sobre-tasas por viviendas vacantes) se conoció en julio de 2016 cuando por el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz presentó en el Concejo un informe sobre el mercado de viviendas en Rosario que había sido elaborado en base a los datos oficiales del Censo que hizo el Indec en 2010.”  

El licenciado Hernán Lapelle, del equipo de economistas del centro de estudios universitario explicó que “hilando fino, vimos que el Indec hablaba de viviendas deshabitadas que no es lo mismo que vacías. Por ejemplo, tomaba como deshabitada a una propiedad sin ocupantes pero con cartel de alquiler. Y eso no es vacía porque la vivienda está en el mercado a la espera de ser alquilada. La única forma de poder tomarla como vacía es si el propietario pide un precio desproporcionado, por ejemplo cobrar un millón de pesos al mes por un monoambiente mostrando así su voluntad de no querer alquilarla”

El presidente de COCIR, destacó la importancia de las estadísticas oficiales al igual que remarcó la importancia que tiene la Universidad Nacional de Rosario en la sociedad.

 “Es fundamental tener datos precisos y certeros que desmientan relatos o prejuicios. No sólo para presentarles a los inversores y compradores de vivienda, sino también para presentarles a legisladores, funcionarios y políticos quienes son los que crean los marcos legales y que, si lo hacen sobre bases irreales, pueden generar muchos perjuicios para un sector tan importante como la construcción”.

Por C.I. Diego Ferreyra

Deja un comentario